Alto al moco de roca

Un guiño a la pipa de Magritte…
La ilustración me recuerda a un sarcófago egipcio aunque la momia en su interior

sería obesa y con un cuello muuuuy largo… el faraón Gordinkamón??

Arriba vemos una perspectiva frontal del sarcófago y debajo una vista lateral.

Dibujos 8 y 9 (lámina 214) de Schmidt y col (1899)
FUente: Hathi Trust Digital Library.
Ambos dibujos pertenecen al Atlas der Diatomaceenkunde de 1899
y representan a la diatomea Didymosphenia geminata.

 

D. geminata (río Brusago, Italia). A la izquierda vista
con el microscopio óptico, y a la derecha electrónico de barrido.
Fuente: Fig. 1, Blanco y Ector (2008).

Nativa del hemisferio norte y descrita originalmente en las islas Feroe (al sureste de Islandia), se la consideraba típica de aguas oligotróficas (pobres en nutrientes), un alga de ambientes limpios como ríos y lagos alpinos circumboreales.

Su presencia era común en el s.XIX en Suecia, Finlandia y Escocia, donde tomaban sus proliferaciones masivas por un fenómeno natural. Y en los años 30′ un monje francés también describió su proliferación en el Tibet.

En la península ibérica las primeras citas datan de 1888 en el pirineo aragonés y en 1909 en Portugal. Margalef también la citó en Andorra y Baleares en la década de los 50′.

Proliferación de didymo en Englisman River
(Columbia Británica, 1993).
Fuente: Fig. 1. Bothwell y col. (2014).





D. geminata (popularmente “didymo”) pasó desapercibida hasta finales de los 80′ cuando sus proliferaciones se hicieron patentes en ríos de la Columbia Británica (costa del Pacífico, Canadá). No era invasora, en el s.XIX ya estaba presente en la región, pero nunca había crecido tan locamente.

En el Hemisferio Sur el didymo sí es invasor y se detectó por primera vez en 2004 en Nueva Zelanda, convirtiéndose en un grave problema socioeconómico: afecta al turismo y provoca la colmatación de estructuras en estaciones hidroeléctricas y tomas de agua. Las pérdidas económicas se han estimado en 57-285 millones de $NZ hasta el año 2012.

Y existen multas de hasta 5 años de cárcel y 100.000 $NZ (=77.000 $ EEUU) para quienes faciliten su propagación.

Fuente: SERNAPESCA
(Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, Chile)

Los perjuicios los ocasiona el mucílago de sus proliferaciones y de ahí su apodo del “moco de roca” (rock snot en inglés).

El moco no está formado por acúmulos de células sino por sustancias generadas por las diatomeas (mucopolisacáridos y proteínas), con una fina capa exterior de células.

Y cuando desaparecen las diatomeas su “legado viscoso” persiste varios meses por su resistencia a la biodegradación.

Fuente: SERNAPESCA

En los ríos más afectados el mucílago alcanza varios cm de espesor y 1-2 km de extensión, aunque hay citas de hasta 20 km !!. Este mucílago recubre rocas y plantas en el lecho fluvial dándole un aspecto desagradable, como si hubiera contaminación en el agua. Falso.

Retiene sedimentos y altera el hábitat bentónico del cual dependen numerosos organismos tanto macro- como microscópicos. Y estos cambios pueden tener consecuencias para el resto del ecosistema.

Por ejemplo, se cree que el moco del didymo podría reducir las áreas de frezado de los peces y su alimento. Al menos un estudio le culpa de la disminución en recursos piscícolas en EEUU e Islandia.
Pero lo cierto es que la mayoría de investigaciones descartan hasta la fecha que el didymo afecte en modo alguno a las poblaciones de salmones ó truchas…

Larva de quironómido. Fuente: Pixgood.com

Lo que sí hace es modificar las comunidades de macroinvertebrados favoreciendo ciertos grupos (quironómidos: larvas de moscas). Pero la biodiversidad no se ve afectada y además estas larvas son un buen alimento para los peces.

No se pueden descartar alteraciones ecológicas importantes que afecten al resto de la cadena trófica (incluyendo peces ó aves), pero no se conoce bien el efecto real que provoca en distintas zonas del mundo. En cuanto a la salud humana, los únicos efectos son irritaciones y conjuntivitis en bañistas.

La expansión geográfica del didymo durante los s.XX y XXI se achaca al hombre, en concreto al aumento del turismo y la globalización de actividades en ríos y lagos, como pesca a pie y deportes acuáticos.
El equipamiento personal y los materiales utilizados en estas actividades son vectores potenciales para el transporte del didymo. Y en menor medida, la propia fauna salvaje… 

Un estudio de 2007 predijo el riesgo de su extensión a Surámerica y Australia. Y el vaticinio se cumplió en 2010 con su aparición en Chile (región de Los Lagos) y en Argentina (Chubut) en 2011.

Fuente: Spaulding & Elwell (2007)
App Alto al didymo.
Fuente: apps.gob.cl
Como prueba de la preocupación que despierta el didymo en la actualidad, el Gobierno de Chile ha puesto en marcha una aplicación para móviles con el fin de 1) enseñar a identificar el moco de roca, 2) explicar las medidas para prevenir su propagación, 3) informar de las zonas donde se ha detectado y 4) enviar fotos georreferenciadas para que Sernapesca confirme o descarte la denuncia sobre el didymo.

 

Pero no basta con introducirla… 
¿Cuáles son los motivos de que prolifere ahora?
 
la pregunta cobra mayor sentido en aquellas zonas
donde era una especie nativa y no causaba ningún daño:
una mutación genética? el cambio climático? 
la contaminación de los ríos? la radiación UV?

Se examinaron muchas hipótesis pero la causa directa pasó desapercibida. Porque uno espera que las algas proliferen generalmente por la eutrofización: un aumento de nutrientes.
Pero al contrario de lo habitual las proliferaciones de didymo ocurren casi siempre en aguas pobres en nutrientes. 

El email de Stoermer. Fuente: Fig. 8, Bothwell y col. (2014)

Cuando el didymo proliferó en los años 80′ en Canadá, se formó un grupo de estudio ad hoc para esclarecer los motivos.
En 1994 consultaron por email al ficólogo E.F. Stoermer (1934-2012). Y éste les contestó algo inaudito pero que luego ha demostrado tener más razón que un santo:
“[…] Probably means that your water quality is getting better […]”.

Río Ara (Bujaruelo).
Autor: Felix Ruiz Serrano.
Fuente: fotonatura.org

Las evidencias actuales indican que, salvo excepciones como en Polonia, el didymo prolifera en aguas limpias en las que existen bajos contenidos de fósforo. Si aumenta este nutriente D. geminata se divide más rápido durante un breve espacio de tiempo, pero luego desaparecen las colonias y el moco. De hecho se ha comprobado que D. geminata era una diatomea común en la región de los Grandes Lagos, pero la eutrofización ha restringido sus poblaciones actuales al lago Superior.

Otra cosa es cómo explicar el declive en las concentraciones de nutrientes de los cauces fluviales que favorecen la proliferación del didymo. Una de las hipótesis está relacionada con el cambio climático a través de un mayor deshielo y crecimiento de la flora terrestre que reduciría a su vez el aporte de fósforo a los ríos.

En España de momento sólo existe una cita de proliferación de didymo en un río de origen glaciar (el Ara) en 2006, en la vertiente sur de los Pirineos.

Nada más por hoy. Muchísimas gracias por seguir el blog y desearles una feliz entrada en el 2015 !!


Y como colofón, si aún les queda curiosidad, les dejo este magnífico vídeo (Gobierno de Neuquén, Argentina) donde nos cuentan más cosas sobre el didymo y de cómo evitar su propagación…!!

Referencias:
-Beamud G y col. First record of the invasive algae Didymosphenia geminata in the lake Nahuel Huapi: Argentina, Patagonia. Rev. Chil. Hist. Nat. 86:493-496 (2013).
-Blanco S & Ector L. Didymosphenia geminata (Bacillariophyta, Gomphonemataceae) una amenaza para nuestros ríos. Cuadernos de Biodiversidad 26: 3-6 (2008).
-Bothwell ML y col. The Didymo story: the role of low dissolved phosphorus in the formation of Didymosphenia geminata blooms. Diat. Res. 29: 229-236 (2014).
-Spaulding S & Elwell L. Increase in nuisance blooms and geographic expansion of the freshwater diatom Didymosphenia geminata. Recommendations for response. US Geological Survey Open File Report 1425, 38 pp (2007).
-Página web: Alto al didymo (Sernapesca): http://didymo.sernapesca.cl/

 

(Visited 211 times, 1 visits today)
2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *